Alejandro Barrón

Asesor Inmobiliario

Alejandro es hiper-empatico, siempre se pone en el lugar del otro, no importa que no esté demasiado de acuerdo con la forma de actuar de este, Alejandro siempre da el beneficio de la duda e intenta ponerse en el lugar de este.

Se exige mucho a sí mismo y se frustra si no consigue sus objetivos, aunque a veces dedica tanto tiempo a intentar resolver los problemas de los demás que, sin quererlo, esos objetivos pasen a un segundo plano y cada cliente se ponga en primer lugar.

Desordenado para sus cosas pero ordenado para el trabajo, y metódico para cómo llevar una agenda y un buen funcionamiento.

El es muy muy detallista con los demás, poco temperamental, y con mucho autocontrol,  en el trabajo, no se deja llevar por los impulsos, aunque en su vida cotidiana es muy diferente.

No es nada orgulloso, prefiere dar su brazo a torcer si ve que eso va a ser la solución a un problema.